Hoy quiero compartir contigo una increíble jornada de puesta en valor del entorno reconociendo, recolectando y cocinando con plantas silvestres comestibles.

Un paseo por nuestro entorno nos permite descubrir numerosas plantas silvestres que crecen en los márgenes de los campos o junto a las cosechas.

Aunque en ocasiones se las considera malas hierbas, en realidad son vegetales comestibles que además nos aportan nutrientes diferentes a los de nuestra dieta diaria. Así lo hemos aprendido hoy del cocinero alicantino David Ariza Abad, que ha ofrecido un taller práctico en el Cullerot sobre plantas comestibles.

Con él hemos recolectado rabanos silvestres (cuyas flores saben a rábano dulce), la salvia (cuyas hojas tostadas en la sartén saben a alcachofa), la campanula (que da un toque floral a una ensalada), la Lobularia marítima (que huele a miel), la flor de la borraja, de la kale o el llicsó.

Una vez de regreso al Cullerot, hemos aprendido a preparar un caldo 100% de verduras utilizando cebolla y zanahoria (ambas con piel), y algunas de las hierbas, además de garbanzos, para añadirle proteína vegetal. Después hemos utilizado ese caldo para elaborar un arroz meloso en olla exprés con un generoso sofrito de tomate (tanto crudo como seco) y un poco de cebolla, sin ningún tipo de especias.

El caldo de verduras lo hemos utilizado para la cocción del arroz (11 minutos) y el resultado ha sido delicioso. También hemos elaborado dos mahonesas (una con base de leche y otra con base de caldo de cocer las legumbres) a partir del Wasabi Mediterráneo (Diplotaxis erucoides). A la hora de la comida, hemos acompañado todo esto con sabrosas y coloridas ensaladas, un hummus de remolacha y un guiso rápido para reaprovechar el resto vegetal del caldo. Una jornada que ha sido toda una lección de vida.

Ingredientes

Arroz 75 gr por persona

Ravanell  (Diplotaxis erucoides)

Garbanzos cocidos

Caldo de hierbas

  • Cebolla 2 und
  • Zanahoria
  • Taraxacum C/s
  • Sonchus
  • Diplotaxis
  • Sal cs
  • Garbanzos

Sofrito de hierbas

  • Cebolla 300 gr
  • Diplotaxis
  • Taraxacum C/s
  • Sonchus C/s
  • Acelga silvestre
  • Tomate 500 gr

Aceite de Diplotaxis

  • 10 gr de Diplotaxis (hojas y vainas)
  • 100 gr de aceite de semillas
  • Sal

Emulsión de Diplotaxis

Emulsionar la leche o agua de cocer los garbanzos con la sal, ir añadiendo el aceite de Diplotaxis a hilo hasta conseguir la textura deseada

Sofrito

Se pone la olla a calentar, lo primero que se le añade a la olla es la cebolla picada (color y sabor). Cuando haya tostado la cebolla se le añade un poco de aceite, se sofríe bien y seguidamente las verduras (en este caso son plantas silvestres) Sonchus, Taraxacum, Diplotaxis y acelga silvestres. Una vez ha frito todo un poco, se le añade el tomate triturado natural y cuando lleve un rato hirviendo, se le añade una pizca de sal.

Medida de sofrito por persona: 30/40 gr

Medida de sofrito por persona, un cubito de hielo (si lo quieres congelar es una buena manera)

Caldo de verduras: unos 45 minutos de cocción.

Se pone una olla a calentar, lo primero que se le añade a la olla es la cebolla a tacos con piel y todo y se deja que tueste, después añadiremos el aceite, la zanahoria y sofreiremos el conjunto, después añadiremos las hierbas silvestres.

Como en este caldo no tenemos proteínas, le añadiremos unos 100 gr de garbanzos puestos en remojo para que nos aporten las pectinas.

Una vez tenemos el caldo y el sofrito, nos disponemos a hacer el arroz.

Ponemos la olla exprés al fuego y añadimos el sofrito que habíamos reservado para este arroz, la cantidad que le vamos a echar por persona 30/40 gr y sofreímos bien seguidamente le añadimos el caldo que como ya hemos comentado, la proporción es 1 de arroz por 3 de caldo junto con unos garbanzos cocidos.

Cuando comience a hervir, es cuando le añadimos el arroz, en este caso se va a utilizar arroz Bahía de arroces ciudad de Sueca, tapamos la olla y ponemos 11 minutos en el cronometro. Cuando comienza a salir vapor de agua de la olla exprés, el fuego se baja al mínimo ya que la presión dentro de la olla ha llegado al máximo y no necesita más, al pasar los 11 minutos aliviamos la presión y lo pondremos en el plato, lo acompañaremos de la emulsión de Diplotaxis para redondear el sabor.

Si os ha gustado aquí tenéis más recetas.

¿no haces los arroces en olla exprés?

El arroz siempre se te resiste o te queda poco apetecible y por eso estás aquí.

En 7 años dando formaciones de cocina, es lo que más les preocupa siempre a mis alumnos.

Por eso he creado este curso donde encontrarás 3 claves que nadie te ha contado sobre cómo hacer el arroz perfecto en olla exprés ¡y triunfar en la mesa!

No lo dudes y conviértete en el rey de las reuniones de amigos y familiares 

inscríbete aquí para descubrirlo

¿no haces los arroces en olla exprés?

El arroz siempre se te resiste o te queda poco apetecible y por eso estás aquí.

En 7 años dando formaciones de cocina, es lo que más les preocupa siempre a mis alumnos.

Por eso he creado este curso donde encontrarás 3 claves que nadie te ha contado sobre cómo hacer el arroz perfecto en olla exprés ¡y triunfar en la mesa!

Incríbete  aquí para descubrirlo

Share This