En esta ocasión os invito a disfrutar de la sencillez de un plato y de la maravillosa textura y sabor que conseguimos trabajando los marisco con azúcar, espero que os guste la receta.

INGREDIENTES:

200 GR DE CIGALA

250 GR DE AZÚCAR

100 GR DE CEBOLLA

SAL

ELABORACIÓN:

PARA LA CIGALA:

Poner la cigala pelada a macerar con azúcar por espacio de 15 minutos, lavar, secar y dejar reposar en el aceite de cigala.

Con ello conseguiremos intensificar el sabor y aumentar la textura.

PREPARAR CALDO DE CIGALAS

 Se pone una olla a calentar, se le añade la cebolla picada y se tuesta, en otra olla se calienta aceite de semillas y se fríen las cabezas y las cascaras de las cigalas, una vez fritas se añaden a la cebolla. Cuando todo está rehogado se le añade el agua y un poco de sal.

Dejar enfriar el aceite donde se han frito las cascaras y las cabezas de las cigalas y macerar en él los cuerpos de las cigalas por espacio de 30 minutos, sacamos del aceite y atemperamos la cigalas.

PRESENTACIÓN

Ponemos las cigalas atemperadas en el plato y añadimos el caldo de cigala frita bien caliente, terminamos con unas flores de Diplotaxis.

Share This